Salmo 41 El mensaje Versículo por versículo

0
15189
Salmo 41 El mensaje Versículo por versículo

Hoy explicaremos el Salmo 41 El mensaje verso por verso. Hay varios salmos en escrituras que contienen diferentes temas entrelazados entre sí. Salmo 41 el mensaje verso por verso es uno de esos salmos. Habla de las bendiciones de la buena conducta, los males de la traición, una súplica de misericordia y alabanzas a Dios. El salmista en el Salmo 41 revela cómo un hombre puede ser compasivo con los necesitados y, sin embargo, recibir un trato incorrecto a cambio. Este es el caso de tantos creyentes dispersos por todas partes. Hacemos mucho para comportarnos correctamente mostrando simpatía hacia los pobres, pero al final del día somos traicionados a cambio.

SALMO 41 SIGNIFICADO VERSO POR VERSO.

Verso 1: Bienaventurado el que considera al pobre: ​​el señor lo librará en tiempo de angustia.

Este es uno de los beneficios de la buena conducta dada por Dios. La capacidad de empatizar con los necesitados y dar en respuesta a sus necesidades hace al hombre feliz y envidiado. Más aún, tal persona puede estar segura de que Dios lo librará en tiempos de problemas.


Nuevo libro del pastor Ikechukwu. 
Disponible ahora en amazon

Versículo 2: El Señor lo preservará y los mantendrá vivos; y será bendecido en la tierra, y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos..

Dios también se asegurará de que tal hombre se mantenga vivo y sea rico en bendiciones. Esto debe ser porque mientras ese hombre esté vivo, seguirá siendo compasivo con los pobres y ayudará a satisfacer sus necesidades. Incluso si sus enemigos vienen por él, Dios se asegurará de que no sea entregado en sus manos. El salmista usa esto para alentarnos a aceptar esto como un estilo de vida.

Verso 3: El señor lo fortalecerá sobre el lecho de languidecer: harás todo su lecho en su enfermedad.

Aún con los beneficios de dar a los necesitados, Dios también le otorgará la curación de todas sus enfermedades. Él recordará sus sacrificios y lo mantendrá fuerte, restaurando su salud en tiempos de enfermedad.

Verso 4: Dije señor, sé misericordioso conmigo: sana mi alma; porque he pecado contra ti.

Aquí el salmista comienza a suplicar misericordia por las culpas sobre él. Comprendió que aunque mostraba compasión por los necesitados, eso no le daría la oportunidad de quedar impune por sus pecados. Más aún, incluso necesitaba buscar la misericordia de Dios por la fechoría de aquellos por quienes se sacrificó.

Versículo 5: Mis enemigos hablan mal de mí, ¿cuándo morirá y perecerá su nombre?.

Aunque era compasivo con las personas y atendía a sus necesidades, buscaron su caída hasta el punto de quererlo muerto. Tal es con la vida en la que vivimos. Algunas personas simplemente nos quieren fuera del camino sin causa justa, incluso aquellos con quienes hemos sido buenos y amables.

Verso 6: Y si viene a verme, habla vanidad: su corazón acumula iniquidad para sí mismo: cuando se va al extranjero, lo cuenta.

Incluso vienen a sentarse con él para conversar con él, mientras que todo el tiempo, su corazón está concibiendo travesuras y pensamientos malvados contra él. Cuando lo deja, recorre el vecindario compartiendo con ellos el fruto de sus pensamientos; Por desgracia, es contra el que ha sido compasivo con él.

 

Versículo 7: Todos los que me odian susurran juntos contra mí: contra mí idean mi dolor.

Sus enemigos incluso llegan a formar un grupo de discusión detrás de él, imaginando y planeando el mal y el percance contra su vida. Desafortunadamente, no conocemos el corazón de los hombres y, por lo tanto, no podemos saber cuándo se está haciendo algo así contra nosotros; por eso necesitamos continuamente la misericordia de Dios.

Versículo 8: Una enfermedad maligna, dicen ellos, se unirá para ayunar a él; y ahora que miente, ya no se levantará.

Incluso le desean dolencia. Y cuando se enferma, desean que nunca más se levante.

Versículo 9: Sí, mi propio amigo familiar, en quien confié, que comió mi pan, levantó su talón contra mí.

Incluso sus amigos más cercanos, aquellos en quienes confiaba tanto para compartir el mismo plato. Aquellos con quienes había empatizado y ministrado a sus necesidades también buscan su destrucción. Vienen a él con un aspecto agradable y amigable, pero en sus mentes hay un deseo mortal y venenoso. Un caso que puede ser aplicable en general a nosotros. No conocemos las intenciones del corazón de los hombres hacia nosotros, incluso aquellos que parecen estar más cerca de nosotros.

Versículo 10: Pero tú, Señor, ten misericordia de mí y levántame para que pueda pagarles.

Por lo tanto, el salmista busca la misericordia de Dios para ayudarlo a mantenerse firme nuevamente para que pueda tener la oportunidad de pagarles por sus fechorías. Por supuesto, él entendió que Dios es un Dios justo que se asegura de que los malvados nunca queden sin castigo, por lo que buscar una recompensa no estaba fuera de lugar.

Versículo 11: Por esto sé que el arte me complació, ya que el enemigo no ha triunfado sobre mí..

Buscando la justicia de Dios todavía, quiere que Dios use esto como un medio para demostrarle que estaba complacido con él. Quería que Dios se encargara de que sus enemigos no lograran la victoria sobre él, de que sus deseos por él no se cumplieran, sabiendo lo bueno que había sido con ellos. Esto muestra que podemos buscar la venganza de Dios sobre nuestros enemigos, especialmente cuando estamos seguros de haber sido buenos con ellos.

Versículo 12: Y en cuanto a mí, me sostendrás en mi integridad y me establecerás antes de que se enfrenten para siempre.

Sabía que había sido justo de su parte, había tratado con hombres, tanto amigos como enemigos, en integridad. Había sido de buena conducta y había mostrado compasión por los necesitados. Y debido a esto, Dios lo compensó dejando su presencia con él en todo momento. También deberíamos tomar esto como un mensaje para no cansarnos y hacer el bien, porque Dios definitivamente nos pagará.

Verso 13: Bendito sea el Señor, el Dios de Isreal, por los siglos de los siglos y por los siglos de los siglos. Amén y Amén.

El salmista finalmente le ofreció gracias a Dios, quien sabía que había visto todas sus buenas obras e iba a vengarlo de todos los que lo odiaban injustamente.

¿CUÁNDO NECESITO USAR ESTE SALMO?

Habiendo estudiado este salmo, aquí hay varias situaciones en las que necesitamos usarlo:

  • Cuando estamos siendo reembolsados ​​erróneamente por aquellos con quienes hemos sido justos.
  • Cuando hemos tenido buena conducta y deseamos una recompensa por ello.
  • Cuando buscamos venganza sobre aquellos que nos han tratado malvadamente.
  • Cuando hemos vivido una vida de integridad y tenemos dolor y maldad a cambio.
  • Cuando deseamos la misericordia de Dios en nuestras vidas.

SALMO 41 ORACIONES

Mientras usa este salmo y quiere orar con él, aquí hay algunos poderosos puntos de oración del salmo 41 que necesita:

  • Padre, he sido fiel y de buena conducta. Presérvame y devuélveme todas mis buenas obras en el nombre de Jesús.
  • Señor, te pido tu misericordia sobre todas mis malas acciones. También pido su misericordia sobre las vidas de aquellos a quienes les he mostrado misericordia. No apartes la vista de nosotros en el nombre de Jesús.
  • Señor, son muchos los que buscan mi ruina, aquellos con quienes he sido compasivo, incluso mis amigos más cercanos. Señor, te pido que me conserves y me liberes de sus manos en el nombre de Jesús.
  • Padre según tu palabra, levántame para que yo pueda recompensar a mis enemigos de su maldad hacia mí en el nombre de Jesús.
  • Señor, te pido que mires mi integridad y me mantengas en tu presencia ahora y siempre en el nombre de Jesús.
  • Gracias padre porque sé que eres fiel a los justos y me vengarás de todas las acciones injustas hechas contra mí en el nombre de Jesús.

 

 

 

KMIRA LA TV DE LA GUÍA DE ORACIÓN TODOS LOS DÍAS EN YOUTUBE
SUSCRÍBASE AHORA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.