Versículos de la Biblia sobre las madres

0
4403

Vamos a revelar algunos versículos bíblicos sobre Madres para hacerle saber la gran importancia de este ser en nuestra existencia. La escritura a menudo nos exhorta a honrar a nuestro padre y a nuestra madre para que nuestros días sean largos.

Las madres son semidioses y, en gran medida, pueden decidir el éxito o la perdición de sus hijos. Si crees que esto es una mentira, debes preguntarle a Rebecca qué le hizo a Esaú. A pesar de que la Biblia dice que Dios ama a Esaú más que a Jacob. Esaú todavía tenía la oportunidad de ganarse las bendiciones de su padre que podrían cambiar su destino. Sin embargo, su madre Rebeca amaba a Jacob más que a Esaú. Ella ayudó a Jacob a robar las bendiciones de su padre y Esaú se quedó sin ninguna.

Por favor suscríbase a nuestro canal de YouTube para ver videos de oración poderosa diaria

KMIRA LA TV DE LA GUÍA DE ORACIÓN TODOS LOS DÍAS EN YOUTUBE
SUSCRÍBASE AHORA

En el libro de 1 Samuel 4 vs. 21, vimos cómo una mujer llamaba a su hijo Ichabod porque el arca del pacto fue quitada de Isreal y en gran medida el nombre afectó al niño hasta que otro profeta levantó la maldición. Las madres juegan un papel vital en el éxito o la ruina de sus hijos. Hemos compilado una lista de versículos bíblicos sobre Madres para ayudarla a comprender más sobre las madres y cómo Dios las considera importantes.

Por favor suscríbase a nuestro canal de YouTube para ver videos de oración poderosa diaria

versículos de la Biblia

1 de empleo: 21
Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá: el SEÑOR dio, y el SEÑOR quitó; bendito sea el nombre del SEÑOR.

3 de empleo: 10
Porque no cerró las puertas del vientre de mi madre, ni ocultó el dolor de mis ojos.

17 de empleo: 14
Le dije a la corrupción: Tú eres mi padre; al gusano, tú eres mi madre y mi hermana.

31 de empleo: 18
(Porque desde mi juventud se crió conmigo, como con un padre, y yo la guié desde el vientre de mi madre;)

Salmos 22: 9
Pero tú eres el que me sacó del vientre: me hiciste esperar cuando estaba sobre los pechos de mi madre.

Salmos 22: 10
Sobre ti fui arrojado desde el vientre; tú eres mi Dios desde el vientre de mi madre.

Salmos 27: 10
Cuando mi padre y mi madre me abandonen, entonces el Señor me llevará.

Salmos 35: 14
Me comporté como si hubiera sido mi amigo o hermano: me incliné fuertemente, como uno que llora por su madre.

Salmos 50: 20
Te sientas y hablas contra tu hermano; Calumnias al hijo de tu propia madre.

Salmos 51: 5
He aquí, en maldad he sido formado; y en pecado me concibió mi madre.

Salmos 69: 8
Me he vuelto extraño para mis hermanos, y extraño para los hijos de mi madre.

Salmos 71: 6
En ti fui retenido desde el vientre; tú eres el que me sacó de las entrañas de mi madre; mi alabanza será de continuo de ti.

Salmos 109: 14
Que la iniquidad de sus padres sea recordada con Jehová; y que no se borre el pecado de su madre.

Salmos 113: 9
Él hace que la mujer estéril se quede en casa y sea una alegre madre de hijos. Alabad a Jehová.

Salmos 131: 2
Seguramente me he comportado y me he callado, como un niño destetado de su madre: mi alma es incluso como un niño destetado.

Salmos 139: 13
Porque has poseído mis riñones; me cubriste en el vientre de mi madre.

Proverbios 1:8
Hijo mío, escucha las instrucciones de tu padre y no abandones la ley de tu madre.

Proverbios 4:3
Porque yo era hijo de mi padre, tierno y el único amado a los ojos de mi madre.

Proverbios 6:20
Hijo mío, guarda el mandamiento de tu padre y no abandones la ley de tu madre.

Proverbios 10:1
Los proverbios de Salomón. El hijo sabio alegra al padre; pero el hijo necio es la pesadez de su madre.

Proverbios 15:20
El hijo sabio alegra al padre; pero el hombre necio menosprecia a su madre.

Proverbios 19:26
El que desperdicia a su padre y ahuyenta a su madre, es un hijo que causa vergüenza, y trae reproche.

Proverbios 20:20
Quien maldiga a su padre o su madre, su lámpara se apagará en la oscuridad oscura.

Proverbios 23:22
Escucha a tu padre que te engendró, y no desprecies a tu madre cuando sea vieja.

Proverbios 23:25
Tu padre y tu madre se alegrarán, y la que te dio a luz se alegrará.

Proverbios 28:24
Quien robbeth su padre o su madre, y dice: No es transgresión; el mismo es el compañero de un destructor.

Proverbios 29:15
La vara y la reprensión dan sabiduría: pero un niño que se deja solo avergüenza a su madre.

Proverbios 30:11
Hay una generación que maldice a su padre y no bendice a su madre.

Proverbios 30:17
El ojo que se burla de su padre y desprecia obedecer a su madre, los cuervos del valle lo recogerán y las águilas jóvenes se lo comerán.

Proverbios 31:1
Las palabras del rey Lemuel, la profecía que su madre le enseñó.

Ecclesiastes 5: 15
Cuando salió del vientre de su madre, desnudo volverá para ir como vino, y nada tomará de su trabajo, que pueda llevarse en su mano.

Cantares 1: 6
No me mires, porque soy negro, porque el sol me ha mirado: los hijos de mi madre se enojaron conmigo; me pusieron por guardián de las viñas; pero no guardé mi viña.

Cantares 3: 4
Fue poco lo que me alejé de ellos, pero encontré al que ama mi alma: lo abracé y no lo dejé ir hasta que lo llevé a la casa de mi madre y a la habitación de la que me concibió. .

Cantares 3: 11
Salid, oh hijas de Sión, y contemplen al rey Salomón con la corona con que su madre lo coronó en el día de sus desposorios, y en el día de la alegría de su corazón.

Cantares 6: 9
Mi paloma, mi incontaminado es solo uno; ella es la única de su madre, ella es la elegida que la descubrió. Las hijas la vieron y la bendijeron; sí, las reinas y las concubinas, y la alabaron.

Cantares 8: 1
¡Oh, que eras como mi hermano, que chupaba los senos de mi madre! cuando te encontraría sin ti, te besaría; sí, no debería ser despreciado.

Cantares 8: 2
Te llevaría y te llevaría a la casa de mi madre, quien me instruiría: te haría beber vino especiado del jugo de mi granada.

Cantares 8: 5
¿Quién es este que sube del desierto, apoyándose en su amado? Te levanté debajo del manzano: allí te dio a luz tu madre: allí te dio a luz que te dio a luz.

Isaías 8: 4
Porque antes de que el niño tenga conocimiento para llorar, mi padre y mi madre, las riquezas de Damasco y el botín de Samaria serán llevados ante el rey de Asiria.

Isaías 49: 1
Escuchad, oh islas, a mí; y escuchen, gente de lejos; Jehová me ha llamado desde el vientre; Desde las entrañas de mi madre ha mencionado mi nombre.

Isaías 49: 23
Y los reyes serán tus padres lactantes, y sus reinas tus madres lactantes: se inclinarán ante ti con la cara hacia la tierra, y lamerán el polvo de tus pies; y sabrás que yo soy Jehová, porque no se avergonzarán los que me esperan.

Isaías 50: 1
Así dice el SEÑOR: ¿Dónde está la carta de divorcio de tu madre, la cual yo he despedido? ¿O cuál de mis acreedores es a quien te he vendido? He aquí, por vuestras iniquidades os habéis vendido, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre.

Isaías 66: 13
Como aquel a quien su madre consuela, yo también te consolaré; y seréis consolados en Jerusalén.

Jeremías 15:8
Sus viudas se han incrementado para mí sobre la arena de los mares: he traído sobre ellos a la madre de los jóvenes un spoiler al mediodía: le he hecho caer repentinamente sobre él y aterrorizar la ciudad.

Jeremías 15:10
¡Ay de mí, madre mía, que me has dado a luz un hombre de conflicto y un hombre de contención a toda la tierra! No he prestado usura, ni los hombres me han prestado usura; Sin embargo, cada uno de ellos me maldice.

Jeremías 16:3
Porque así dice Jehová acerca de los hijos y de las hijas que nacen en este lugar, y de las madres que los parieron y de los padres que los engendraron en esta tierra;

Jeremías 16:7
Tampoco los hombres se desgarrarán por ellos en duelo, para consolarlos por los muertos; ni los hombres les darán la copa de consuelo para beber por su padre o por su madre.

Jeremías 20:14
Maldito sea el día en que nací: no se bendiga el día en que mi madre me dio a luz.

Jeremías 20:17
Porque no me mató desde el útero; o que mi madre podría haber sido mi tumba, y que su matriz siempre fuera genial conmigo.

Jeremías 22:26
Y te echaré a ti, y a tu madre que te dio a luz, a otro país donde no naciste; y allí moriréis.

Jeremías 50:12
Tu madre estará muy confundida; la que te dio a luz se avergonzará: he aquí, la más remota de las naciones será un desierto, una tierra seca y un desierto.

Jeremías 52:1
Sedequías tenía veintiún años cuando comenzó a reinar, y reinó once años en Jerusalén. Y el nombre de su madre era Hamutal, hija de Jeremías de Libna.

Lamentaciones 2: 12
Dicen a sus madres: ¿Dónde está el maíz y el vino? cuando se desmayaron como heridos en las calles de la ciudad, cuando su alma se derramó en el seno de sus madres.

Lamentaciones 5: 3
Somos huérfanos y huérfanos, nuestras madres son viudas.

Ezequiel 16:3
Y di: Así ha dicho Jehová el Señor a Jerusalén; Tu nacimiento y tu natividad son de la tierra de Canaán; tu padre era amorreo y tu madre hitita.

Ezequiel 16:44
He aquí, todo el que use proverbios usará este proverbio contra ti, diciendo: Como es la madre, así es su hija.

Ezequiel 19:2
Y di: ¿Cuál es tu madre? Una leona: se acostó entre leones, alimentó a sus crías entre leones jóvenes.

Ezequiel 19:10
Tu madre es como una vid en tu sangre, plantada por las aguas: fue fructífera y llena de ramas a causa de muchas aguas.

Ezequiel 22:7
En ti han iluminado al padre y a la madre; en medio de ti han tratado por opresión con el extraño; en ti han enfadado al huérfano y a la viuda.

Ezequiel 23:2
Hijo del hombre, había dos mujeres, las hijas de una madre:

Ezequiel 44:25
Y no vendrán a ninguna persona muerta para contaminarse; pero para el padre, o para la madre, o para el hijo, o para la hija, para el hermano, o para la hermana que no ha tenido marido, pueden contaminarse.

Oseas 2: 2
Suplica a tu madre, suplica: porque ella no es mi esposa, ni tampoco yo soy su esposo: déjala, por lo tanto, apartar de su vista sus prostituciones y sus adulterios entre sus senos;

Oseas 2: 5
Porque su madre ha jugado a la ramera; la que los concibió ha hecho vergonzosamente; porque dijo: Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida.

Oseas 4: 5
Por tanto, caerás en el día, y el profeta también caerá contigo en la noche, y yo destruiré a tu madre.

Oseas 10: 14
Por lo tanto, surgirá un tumulto entre tu pueblo, y todas tus fortalezas se echarán a perder, como Shalman echó a perder a Bet-arbel en el día de la batalla: la madre fue hecha pedazos sobre sus hijos.

Miqueas 7: 6
Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra su madre, la nuera contra su suegra; Los enemigos del hombre son los hombres de su propia casa.

Mateo 1: 18
Ahora el nacimiento de Jesucristo fue así: cuando su madre, María, fue desposada con José, antes de que se unieran, fue encontrada con un hijo del Espíritu Santo.

Mateo 2: 11
Cuando entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y se postraron y lo adoraron; y cuando abrieron sus tesoros, le presentaron regalos; oro e incienso y mirra.

Mateo 2: 13
Y cuando se fueron, he aquí, el ángel del Señor se le aparece a José en sueños, diciéndole: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allí hasta que te dé la palabra: para Herodes. buscará al niño pequeño para destruirlo.

Mateo 2: 14
Cuando se levantó, tomó al niño y a su madre por la noche y partió a Egipto:

Mateo 2: 20
Diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel; porque han muerto los que buscaban la vida del niño.

Mateo 10: 35
Porque he venido a poner en desacuerdo al varón contra su padre, ya la hija contra su madre, ya la nuera contra su suegra.

Mateo 10: 37
El que ama a padre o madre más que a mí no es digno de mí; y el que ama a hijo o hija más que a mí no es digno de mí.

Mateo 12: 46
Mientras él todavía hablaba con la gente, he aquí, su madre y sus hermanos se quedaron afuera, deseando hablar con él.

Mateo 12: 47
Entonces uno le dijo: He aquí, tu madre y tus hermanos están afuera, deseando hablar contigo.

Mateo 12: 48
Pero él respondió y le dijo al que le dijo: ¿Quién es mi madre? ¿Y quiénes son mis hermanos?

Mateo 12: 49
Y extendió su mano hacia sus discípulos, y dijo: ¡He aquí mi madre y mis hermanos!

Mateo 12: 50
Porque cualquiera que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos, este es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Mateo 14: 8
Y ella, antes instruida por su madre, dijo: Dame aquí la cabeza de Juan Bautista en un plato.

Mateo 14: 11
Y le trajeron la cabeza en un cargador y se la dieron a la damisela; y ella se la llevó a su madre.

Mateo 15: 4
Porque Dios mandó, diciendo: Honra a tu padre ya tu madre; y el que maldice a su padre oa su madre, muera de muerte.

Mateo 15: 5
Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre oa su madre: Es un don, por lo que tú puedas aprovechar;

Mateo 15: 6
Y no honren a su padre oa su madre, él será libre. Por tanto, no habéis hecho de vuestra tradición el mandamiento de Dios.

Mateo 19: 19
Honra a tu padre y a tu madre; y amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mateo 19: 29
Y todo el que haya abandonado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, esposa, hijos o tierras, por mi nombre, recibirá el ciento por uno y heredará la vida eterna.

Mateo 27: 56
Entre las cuales estaba María Magdalena, María, la madre de Jacobo y José, y la madre de los hijos de Zebedeo.

Por favor suscríbase a nuestro canal de YouTube para ver videos de oración poderosa diaria

 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.